MINIMALISMO EN LA DECORACIÓN DE TU CASA

La decoración minimalista en los hogares es una tendencia que a lo largo de los años se ha fortalecido. La preferencia de las familias y/o parejas jóvenes por la sencillez, los espacios blancos, elegantes y sobrios ha logrado que cada vez más marcas y tiendas de decoración integren en sus colecciones muebles y artículos que logran estos acabados con facilidad.

Si en tu espacio buscas lograr un concepto minimalista bien consolidado puedes seguir esta serie de recomendaciones para lograrlo con facilidad:

 

• Las paredes de tu casa o de la habitación que vayas a convertir en minimalista deben concentrar estilos claros o neutros. El blanco es por excelencia el color del minimalista, sin embargo desde hace tiempo los colores más crudos como el gris o el perla han mostrado un gran impacto en el desarrollo de este concepto.

 

 

• Las texturas de tus muebles deben ser completamente lisas, puedes incluso optar por el uso de materiales en su versión natural, pero dándole un acabado liso, un ejemplo que se encuentra con mucha vanguardia es el concreto.

• Los muebles deben prevalecer en un concepto geométrico y liso, para poder lograr consistencia visual. Los colores de los muebles tienen que ir por la misma línea de sobriedad, sin embargo algunas personas más arriesgadas, le integran algún toque de color muy fuerte para que haga un contraste visual, pero sin patrones, estos toques de color se mantienen en concentración lisa.

 

 

• La decoración es bastante abstracta, incluso si decides integrar un cuadro o una carpeta, debes optar por artistas que conceptualicen de forma poco común sus piezas.

• Por último, la clave que consolidará que tu espacio se vea muy minimalista es evitar la saturación de cosas en el hogar, entre más espacio haya entre los muebles y la menor cantidad de cosas que haya sobre ellos, permitirá que logres uniformidad en el estilo.