Whatsapp

La primera Comunidad Sostenible de Querétaro

Con la ejecución de un ambicioso programa de rescate y reubicación de la flora, así como el manejo responsable de los recursos naturales del lugar, Zibatá se ha convertido en un desarrollo con un proyecto sostenible único en la ciudad.

 

Al convertirse en la primera comunidad planeada de Querétaro, Zibatá asumió su compromiso con el medio ambiente desde su planeación, manteniendo un equilibrio entre arquitectura y entorno natural.

 

Como parte de su programa de rescate y reubicación, el desarrollo ha restituido más de 80 mil ejemplares de flora nativa, entre los que destaca la biznaga (cactácea en peligro de extinción), mezquite, huizache, palo seco, entre otros; a través de sus viveros, pasos peatonales y áreas verdes.

También ha reubicado especies animales como el armadillo, víboras de cascabel, liebres, correcaminos y otros animales que forman parte de su reserva ecológica de más de 381 mil metros cuadrados.

La sostenibilidad se encuentra aplicada a cada uno de sus espacios y servicios como lo es su ciclopista, construida con concreto ecológico, utilizado en anillos verdes para recuperar el agua pluvial al permitir su absorción en los mantos acuíferos.

Además permite la conservación de microclimas, debido al lento proceso de evaporación de agua contenida en su interior, manteniendo un ambiente húmedo por más tiempo.

El consumo de electricidad reducido es otro de los ejes de este proyecto único, donde sus más de 200 luminarias LED de sus espacios públicos le ha permitido ahorrar anualmente más de 13 mil kw.

Mientras que su sistema de re-uso consistente en ahorro de agua potable a través de la separación de drenajes sanitarios, ha permitido recolectar el agua de las viviendas para ser transportada a una planta de tratamiento.

Las áreas verdes, parques, jardines lineales y andadores de Zibatá son parte fundamental del proyecto urbanístico, con más de 1 millón 745 mil metros cuadrados distribuidos en el desarrollo, diseñados por el reconocido paisajista Michael Mc Kay.

Zibatá cuenta con tres lagos con más de 30 mil 800 metros cuadrados de superficie que ofrecen a sus habitantes una atmósfera de relajación y esparcimiento.

Aunado a su campo de golf, primer campo en el mundo abierto al público, con una extensión de más de 7, 563 yardas.

En Baraká formas parte de un parte de una ubicación privilegiada dentro de Zibatá, en donde puedes experimentar una total inmersión en su entorno natural en armonía con la arquitectura de este desarrollo sostenible.

TODO ES POSIBLE